PROGRAMA LINCE PARA DEPORTISTAS

LINCE DEPORTISTA

LINCE DEPORTISTAS es un programa de entrenamiento mental absolutamente innovador y enfocado a resultados que en base a los principios del Método Wohl se centra en tres fuerzas: 1) enfoque en los talentos y la pasión del deportista; 2) descubrimiento y superación del condicionamiento negativo que limita el progreso del deportista; y 3) aportación de la suficiente energía vital para llevar a cabo el proceso de transformación, mediante una tecnología completamente innovadora.

Se trata de un programa que “prepara y entrena, para tener los máximos recursos para el momento adecuado, para el momento exacto donde realmente hay que tomar acción”, evitando las nefastas consecuencias que provoca el estrés o los posibles bloqueos derivados de su efecto.

Los beneficios de este programa se obtienen sin necesidad de tener un conocimiento directo de los principios que lo sustentan. Estos se basan en una concepción del ser humano como unidad integrada por “cuerpo-mente-cerebro-entorno”.  El marco teórico de referencia para el desarrollo de este programa se nutre de ideas multidisciplinares.

La finalidad última del programa es devolver el poder personal y potenciarlo para que alcance su máximo desarrollo como deportista, profesional de alto rendimiento y sobre todo, como persona.

A QUIÉN VA DIRIGIDO:

Si eres deportista profesional, necesitas entrenar tu mente para optimizar tus recursos técnicos y físicos, así como mantener tu equilibrio personal.

La presión del deporte de élite es elevada, se ponen en juego muchos factores humanos y económicos que hacen difícil al deportista alcanzar de forma continua un nivel alto de resultados. Mantener la concentración, la motivación y un buen nivel de autoconfianza supone gestionar eficazmente los éxitos y los fracasos.

El entrenamiento mental conviene tanto a deportistas profesionales cuya carrera deportiva está en sus primeros años como a quienes llevan ya alguna década en su recorrido por el deporte profesional.

A los primeros les servirá para su maduración personal y profesional, les preparará para afrontar adecuadamente las exigencias deportivas de alto rendimiento, y además, para que sepan gestionar la fama y el olvido, propios de este ámbito. Se trata de ayudarles a puedan formar parte de la élite deportiva largo tiempo.

A los segundos les servirá para reformular pautas de funcionamiento destructivas, superar etapas de desmotivación y baja autoconfianza debido a malos resultados que se alargan en el tiempo, etc. o a prepararse mentalmente para afrontar adecuadamente el cambio de etapa vital que supone dejar el deporte de élite.

Entrenarse en el plano mental y emocional para afrontar adecuadamente todas estas exigencias contribuirá a que des tu máximo rendimiento deportivo y mantengas tu equilibrio personal.

Si eres deportista amateur, entrenar tu mente para lograr tu máximo rendimiento deportivo, te ayudará a lograr esas metas y sueños que te enriquecen como persona.

La pasión por el deporte y la superación no tienen edad, género ni lugar de origen. Cada vez hay más personas que encuentran en el deporte una satisfacción personal importante. Ven en la práctica habitual del deporte, en su tiempo de ocio, un camino de superación personal y disfrute con amigos y/o familia.

Aprender algunas técnicas de control mental y emocional básicas, es suficiente para maximizar los resultados deportivos y disfrutar mucho más con la práctica del deporte.

En el ámbito amateur es fácil que suceda lo siguiente: los primeros años de práctica se viven con gran motivación y se produce un progreso paulatino, ya que las destrezas técnicas se van desarrollando y la experiencia hace que se observen mejoras continuas, que aportan gran satisfacción personal. Pero, es fácil que llegados a un punto determinado, se detenga el progreso y con él sobrevenga una etapa de desmotivación y falta de autoconfianza.

El entrenamiento mental en este caso ayuda a optimizar los recursos técnicos y físicos desarrollados, obteniendo mejores resultados deportivos, así como a encajar y aceptar los éxitos y los fracasos, ya que son parte y contraparte del todo que representa el deporte.

© 2017 Programa LINCE - Aviso Legal